Que-es-un-router

El Router (en español enrutador), o sea el dispositivo de red doméstica común que normalmente llamamos router, es la pieza de hardware de red que permite la comunicación entre tu red doméstica local, es decir, tus ordenadores personales y otros dispositivos conectados, e Internet.

El router utilizado en redes domésticas y pequeñas se denomina con más precisión puerta de enlace (gateway), pero nunca verás que se los llama así.

El router puede conectarse a los dispositivos de forma alámbrica, o sea con un cable de red, y sí lo hace de forma inalámbrica, se conoce como router inalámbrico, que utiliza la tecnología denominada Wi-Fi (fidelidad inalámbrica).
El router inalámbrico es el utiliza esta tecnología.

¿Para qué sirve un router?

Un router es la primera línea de seguridad contra la intrusión en una red. Habilitar el más alto nivel de seguridad en el router es la mejor manera de mantener tu sistema informático y la información a salvo de ataques.
Los routers contienen un software llamado firmware que debe actualizarse según lo publicado por el fabricante del router.

La mayoría de los routers se conectan a otros dispositivos de red sólo a través de cables de red y no requieren controladores (drivers) para funcionar en Windows u otros sistemas operativos. Sin embargo, los routers que se conectan a un ordenador a través de un USB o FireWire normalmente requieren controladores para funcionar correctamente.

Los routers a menudo actúan como servidores DHCP (protocolo de configuración dinámica de host) en redes pequeñas, emitiendo direcciones IP únicas.

La mayoría de los routers son fabricados por compañías como Linksys, Tp-Link, 3Com, Belkin, D-Link, Motorola, TRENDnet y Cisco, pero hay muchos otros.

Cómo funciona un router?

Los routers conectan un módem – como un módem de fibra, cable o DSL – a otros dispositivos para permitir la comunicación entre esos dispositivos e Internet. La mayoría de los routers, incluso los routers inalámbricos, suelen disponer de varios puertos de red para conectar numerosos dispositivos a Internet simultáneamente.

Normalmente, un router se conecta físicamente, a través de un cable de red, al módem a través del puerto “Internet” o “WAN” y luego físicamente, de nuevo a través de un cable de red, a la tarjeta de interfaz de red en cualquier dispositivo de red cableado que puedas tener. Un router inalámbrico puede conectarse a través de varios estándares inalámbricos a dispositivos que también soportan el estándar particular utilizado.

La dirección IP asignada a la conexión “WAN” o “Internet” es una dirección IP pública. La dirección IP asignada a la “LAN” o conexión de red local es una dirección IP privada. Las direcciones IP privadas asignadas a un router suelen ser la puerta de enlace predeterminada para los distintos dispositivos de la red.

Los routers inalámbricos y los routers con cable con múltiples conexiones también actúan como simples conmutadores de red que permiten que los dispositivos se comuniquen entre sí. Por ejemplo, varios ordenadores conectados a un router pueden configurarse para compartir impresoras y archivos entre ellos.